Reconociendo un liderazgo abusivo en la Iglesia

Por @EdgarRAponte

La Biblia enseña que los creyentes son responsables de someterse a sus pastores y líderes. En Hebreos se nos dice: “Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos” (He. 13:17). Los cristianos deben honrar a sus líderes. Claro, esto asume que el pastor o líder tiene y refleja las características morales y de formación indicadas en la primera carta de Pablo a Timoteo: irreprochable, fiel a su esposa -si es casado-, sobrio, prudente, de conducta decorosa, hospitalario, apto para enseñar, con su casa en orden, con buena reputación tanto dentro como fuera de la iglesia, no dado a la bebida, no chismoso, no contencioso, no avaricioso, no un recién convertido (1 Ti 3:1-7).

Así como los pastores están llamados a cuidar a sus ovejas de falsos maestros, estos también tienen que enseñarles a cuidarse de líderes que abusan de la autoridad que le ha sido delegada. En diversas ocasiones hemos visto hombres de Dios que han caído en situaciones donde necesitan fuerte corrección y confrontación. Es como si pastores piadosos “se volvieran locos”. Pero también, líderes fieles deben preparar a sus congregaciones a evaluar futuros líderes para cuando ellos ya no estén.

En el libro La Membresía de la Iglesia, Jonathan Leeman presenta algunos escenarios en los cuales una persona no debería someterse a sus líderes. Leeman explica:

Todos nosotros somos llamados —en algún momento— a sobrellevar con humildad los errores y pecados de algún líder. Sin embargo, si te encuentras en una iglesia donde el liderazgo es característicamente abusivo, te animaría —en la mayoría de los casos— a marcharte. Marcharte para proteger tu discipulado, para proteger a tu familia, para dar ejemplo a los miembros dejados atrás y para dar testimonio a los vecinos que no son cristianos no concediendo credibilidad al ministerio de esa iglesia.

¿Cómo puedes reconocer el liderazgo abusivo? Pablo exige dos o tres testigos para que una acusación sea admitida contra un anciano (1 Ti. 5:19), probablemente porque sabe que los líderes serán acusados de cosas desagradables más a menudo que otros (y a menudo injustamente).

Aclarado esto, podemos decir que las iglesias y los líderes cristianos abusivos característicamente:

  • Hacen declaraciones dogmáticas acerca de asuntos donde la Biblia guarda silencio.
  • Se apoyan en la inteligencia, el humor, el carisma, la culpa, las emociones o en amenazas, en vez de apoyarse en la Palabra de Dios y en la oración (cf. Hch. 6:4).
  • Benefician a sus favoritos.
  • Castigan a los que no están de acuerdo con ellos.
  • Emplean formas extremas de comunicación (temperamental, silenciosa, etc.).
  • Recomiendan cursos de acción que siempre —de alguna manera— mejoran la propia situación del líder (aun en perjuicio de otros).
  • Hablan demasiado y sin pensar.
  • Rara vez hacen buenas obras en secreto.
  • Rara vez estimulan.
  • Rara vez otorgan el beneficio de la duda.
  • Enfatizan la apariencia exterior, en vez del arrepentimiento del corazón.
  • Predican, aconsejan, disciplinan y supervisan la iglesia con labios que no honran todo lo que Cristo ha hecho en el evangelio y que no dan toda la gloria a Dios.

Edgar R. Aponte es el Director de Desarrollo de Liderazgo Hispano en el Southeastern Baptist Theological Seminary en Wake Forest, NC donde cursa su Ph.D. en Teología Sistemática, y donde vive junto a su esposa y dos hijos. Edgar puede ser seguido en Twitter: @EdgarRAponte

как раскрутить ательечто добавить на сайт для продвижения

  4Comments

  1. Diana   •  

    Hola,

    Buenas tardes. Muchas gracias por compartir y basar su postura en la palabra de Dios, últimamente ya no se ve eso. Pertenezco a una iglesia en la que podría decirse que se da el movimiento “carismático”. Quizá es cosa mía pero con todo lo que ha pasado la iglesia me ha movido a investigar más sobre esto.
    Hace año y medio asesinaron a mi Pastor, su esposa es nuestra Pastora ahora pero esto trajo salidas de su equipo junto con otros congregantes.
    Nada de esto me había movido como me movió en las últimas semanas la salida de mi pareja ministerial, él llevaba más de siete años ahí y desde que lo conozco ha sujetado sus decisiones a la palabra de Dios.
    Hay muchos chismes sobre todo lo que pasa ahí adentro. Yo últimamente no veo prédicas dirigidas al arrepentimiento genuino ni un llamado a reconocer el sacrificio de nuestro Señor Jesús. Por todo esto, me siento un poco confundida sobre mi postura dentro de la iglesia. Mi decisión la sujeto a lo que Dios me muestre pero ya que sobre esto no puedo hablar con algún líder de la iglesia y mucho menos con mi Pastora me interesaría saber su opinión sobre esto. ¿Es normal que pasen estas cosas, dada la situación de mi iglesia?

    De antemano muchas gracias. Dios lo bendiga.

    • Administrador   •     Author

      Lamentamos escuchar la situación por la cual Usted, y la congregación a la que pertenece, están atravesando. Es difícil responder preguntas tan especificas desde una larga distancia y sin tener muchos detalles internos. Sin embargo, aquí le compartimos un artículo que publicó el hermano Edgar Aponte respondiendo una pregunta similar. El artículo fue publicado en la pagina del ministerio 9Marks. Que el Señor le bendiga y le de entendimiento.
      http://es.9marks.org/que-hago-cuando-en-mi-iglesia-no-se-predica-sana-doctrina

  2. Marisol Meza   •  

    Exelente articulo completamente veridico y doctrinal

  3. albert   •  

    Pertenesco a una de las iglesias mas grande de argentina,por año eh sido maestro de niños,con un gran lider que organizaba,preparaba los materiales y hacia campamento,este lider fue echado por la hija del pastor,y ahora la unidad con los maestros de todos los horarios se desintegro,el maltrato verval de la hija del pastor se tolera,argumentando que tenemos que sujetarnos a las autoridades,hasta que punto me debo sujetar¿,no cumple con sus compromiso,falta a la citaciones etc¿,que se puede hacer¿

Leave a Reply to Diana Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *